Zaguan en Página 25 _ El SurDiario El Sur
26 de Marzo de 2017
Por Ignacio Basualto

En el año 2014, se inauguró en Concepción un espacio que buscaba ser un punto de unión entre diferentes ramas artísticas, principalmente enfocado en artistas visuales, ilustradores y escritores. Y es que Zaguán se ha perfilado en estos años como uno de los centros culturales independientes que mayor actividad presentan, con varios eventos destacables solo considerando el año pasado.
El mejor ejemplo de esto fue lo que ocurrió el pasado 3 de diciembre, cuando el ilustrador Ricardo Siri Liniers visitó Zaguán, para compartir junto a los artistas de la iniciativa «Juntémonos a dibujar», que se realiza todas las semanas en el espacio. La instancia fue un conversatorio íntimo con el autor de «Macanudo», donde los dibujantes locales pudieron aprender varias de las técnicas de trabajo que posee el argentino.
Con el objetivo de replicar eventos de ese calibre es que el centro cultural independiente sufrió varias modificaciones durante el verano, entrando en un periodo de renovación, tanto físico como de sus contenidos. Por lo mismo, en el espacio se pueden encontrar desde venta de libros, novelas gráficas y recopilaciones de cuentos originales, hasta ilustraciones, pero también hay una nueva línea que busca acercarse a la música.
Zaguán se encuentra ubicado en Rengo 125, Concepción, con horarios de atención al público de martes a viernes, entre las 15 y 19 horas.

ARTE, LIBROS Y MÚSICA
Zaguán es un espacio que se ha ganado un lugar en el mundo de la cultural penquista a base de esfuerzo y empuje. La mayor parte del trabajo lo realizan las ilustradoras locales Ángela Rabanal y Natilustra, quienes realizan talleres y dirijen actividades como «Juntémonos a dibujar».
Sin embargo, Rosa Valdivia es la principal gestora cultural del lugar, y es quien adelanta algunas de los cambios que tuvo el centro cultural de cara al 2017.
– Tratamos de arreglar las cosas que teníamos, pero también hay varias novedades. Estamos terminando de armar un estudio de grabación, a cargo de Cristian Carrasco. Él está armando este estudio, que se llamará «Alcoba». Además Cristian será el sonidista de Zaguán, lo que nos permitirá funcionar mejor en los eventos y actividades que se realicen. Queremos explotar el sentido íntimo de los eventos que hacemos. El espacio es pequeño, entonces queremos ir por un formato más cerrado.
– Muchos de los arreglos están pensados en que pueda venir más gente a las actividades. Sabemos que la gente no sabía mucho qué era Zaguán, porque era entre una casa y un espacio cultural. Yo lo defino como una librería y galería independiente. Eso es lo que siempre hemos hecho, la venta y presentación de libros, exposiciones. Este año queremos es ejecutar un proyecto de abordar el arte visual desde un ámbito más teórico, lo que significa profundizar y generar conversaciones entre los interesados.
– La idea es potenciar la participación de las personas. Por ejemplo, el «Juntémonos a dibujar» es un evento donde puede venir cualquiera. Si hay gente que dibuja, solo tiene que venir a compartir en ese espacio. Nos interesa conocer a quienes trabajan o les interesan las áreas en las que nosotros trabajamos acá. El trabajo es colaborativo es clave y es uno de nuestros fines.
– Nosotros fuimos a Perú, con Ángela Rabanal y Natilustra, a reunirnos con dibujantes con los que estábamos en contacto. Todos de Lima, ilustradores y comiqueros. La idea siempre fue conocerlos en persona y hacer las gestionas para que pudieran venir. Siempre fue la idea del viaje a Lima, establecer contacto con artistas e ilustradores a los que sería muy difícil acceder de otra forma. Queremos que vengan al Zaguán, que compartan con los artistas de acá, como ocurrió con Liniers.