Zaguán en el Diario de ConcepciónEncabezado por Rosa Valdivia, el espacio en su tercer año de vida potenciará el área de la
música con un estudio de grabación y ciclos musicales más íntimos. Mientras que su
editorial propia -La Tregua- apunta con seguir creciendo en su catálogo de textos.

Por Mauricio Maldonado Quilodrán/ Fotografía Isidoro Valenzuela Muñoz

En su tercer año de vida, Zaguán Arte&Libros plantea dar un giro en su propuesta cultural, centrando parte de sus esfuerzos en la música y en la producción de ésta.
«Lo más novedoso y diferente de esta etapa es que estamos sumando una sala de ensayo y grabación de bandas. La idea es sumar a nuestro equipo a Cristian Carrasco, quien estará a cargo de la sala, y como sonidista de Zaguán, él nos ayudará a potenciar el área de la música. Antes eran muy aleatorias las sesiones de música que realizábamos, se prestaba más que nada el espacio. En cambio, ahora nosotros queremos proponer los espectáculos que se hagan», cuenta una entusiasta Rosa Valdivia, cabeza y alma de este espacio, quien además es artista y gestora cultural.
Una de las características de este espacio, ubicado en Rengo 125, es lo acogedor de sus dependencias. Una cierta intimidad y estampa hogareña que igual será aprovechada en esta nueva senda musical. «Queremos potenciar los eventos de música de una manera diferente. Como el espacio es pequeño, la idea es organizar conciertos especiales para menos personas, de 20 a 30, y que sea una instancia para compartir con los músicos, que la gente venga a conocerlos y a estar mucho más cerca de ellos», apuntó Valdivia.
Si bien esta veta iría por el lado de potenciar a los grupos y artistas locales, «igual estamos haciendo unas gestiones y proyectos para traer a personas de otras regiones», acotó la artista.
Si bien otro de los atributos de Zaguán es darle cabida al arte penquista, durante este tercer año no se realizarán exposiciones, esto fundamentalmente por lo acotado del espacio y el trabajo que se desplegaba sin obtener mayores beneficios. Sin embargo, Valdivia indicó que «sí abordaremos el área de las artes por medio de charlas, conversatorios, seminarios y actividades similares. Se abarcará desde otros aspectos».

Editorial propia y más

Independiente de los arreglos físicos internos (nueva disposición del mobiliario) y externos que se
proyectan (pintado de la fachada para atraer a más público), el espacio apuesta fuertemente al tema de los libros y la ilustración, siendo el fortalecimiento de la editorial propia La Tregua uno de los aspectos a destacar.
«El jueves lanzamos nuestro cuarto libro como editorial -‘Equis. Historias Desplazadas’, de Ramón Muñoz Coloma- y durante la feria del libro de Artistas del Acero, a realizarse ahora en abril,
presentaremos nuestro quinto título, correspondiente a un libro de décimas de la autora Bárbara Calderón. Queremos irnos más por este lado, lo mismo con las artes visuales, queremos hacer libros de artes visuales. El libro es un formato mucho más cómodo para nosotros y que podemos vender fácilmente», explicó Valdivia.
Anteriormente, por Editorial La Tregua se han publicado los libros «Líneas de Fuga» y «El Planeta de los Botones», ambos libros ilustrados, y a comienzos de este 2017 se lanzó la antología «Escritores en el Zaguán», texto resultante del ciclo realizado por el espacio durante sus dos primeros años de existencia.
«Los primeros libros van por la línea de la ilustración, el tercero el de las recopilaciones, el cuarto fue por el lado de la narrativa y el quinto viene a inaugurar la línea de la poesía. Nos queda pendiente y es el desafío de este año, sacar el primer libro relacionado con las artes visuales», detalló la artista.
Fuera de Valdivia, el equipo de Zaguán lo integran Ángela Rabanal y Natasha San Martín («Natilustra»), ambas ilustradoras que se encargan del ciclo «Juntémonos a dibujar» y todo lo relacionado con eventos de dibujo .
Por otro lado, un desafío también no menor para este 2017 es el fortalecimiento de la difusión del
espacio. Esto se trabajará en parte con el nuevo estudio, ya que «podremos grabar contenidos en
relación a las actividades del mes y ese tipo de cosas», confesó la gestora cultural.
Tal como lo hacen con los ilustradores, dibujantes y escritores que se presentan en Zaguán, el nuevo espacio dedicado a la música «servirá para armar una cartera de músicos, tanto para presentarse en el espacio como para apoyarnos en algunos eventos. La idea es generar redes por ese lado», concluyó Valdivia.