Escritores en Zaguán, El Sur 4 Enero 2017.Antología entrega un completo panorama de las letras regionales

Diario El Sur
4 de Enero de 2017
Por Sebastián Grant

Un proyecto que se fue construyendo en el paso del tiempo, semana a semana, entre el 4 de septiembre de 2014 y julio del año pasado. Un total de 88 escritores se reunieron en el espacio Zaguán Arte & Libros, cada jueves, con una sola intención: leer sus trabajos a los presentes, jornadas que promediaron las 25 personas.
Todo aquello dio cuerpo a una de las más potentes antologías de plumas regionales. Mañana, a las 19.30 horas, se presentarán los 4 tomos de «Escritores en el Zaguán», tetralogía que reúne las obras de 78 escritores del Biobío, sumando 10 invitados provenientes de Santiago, Valdivia, Puerto Montt, Purranque y Osorno (Punto de Cultura Federico Ramírez, O’Higgins 555).
«Esta antología nace una vez que el ciclo de lecturas estaba llegando a su fin. Ya habían participado 88 escritores y escritoras, y habíamos recibido la visita de algunos autores (…) Nos vimos en la necesidad de cerrar este proceso que había durado dos años (4 temporadas), en el cual recibimos mucho apoyo y buena onda de los propios autores, con una excelente disposición a colaborar y ser parte del ciclo sin compromisos económicos a cambio», cuenta Rosa Valdivia de Zaguán y organizadora de la iniciativa junto a Muñoz Coloma.
La gestora cultural enfatiza en la idea de cerrar el ciclo con esta publicación, que «nace del trabajo colaborativo».
– Preferimos hacerlos de inmediato, porque se enfatiza la idea de este gran final del «Ciclo de lecturas». De alguna manera, vemos este lanzamiento también como una celebración colectiva de lo que logramos en conjunto. Además, con la idea de que la colección muestre un panorama amplio del trabajo literario, que se está desarrollando en la Región, los libros no se distribuirán por separado, siempre irán juntos.

TODOS PRESENTES
Con el ánimo y los deseos como principal motor, las primeras tres temporadas de la iniciativa no contaron con financiamiento, sólo el trabajo ad honorem de todos los participantes, (escritores, producción y coordinación).
Para desarrollar la última, apuntan, postularon a un Fondo del Libro ($ 5 millones) que en un principio no les fue adjudicado, pero lo hicieron igual.
«Comenzamos a reunir profesionales que nos ayudarán con la diagramación y diseño de los libros. Estábamos en esa etapa y recibimos la noticia -septiembre del año pasado- de que nuestro proyecto había subido en la lista de espera, cosa que nos permitió pagar a los profesionales que nos estaban colaborando en las diferentes funciones de la publicación y la impresión de los libros (500 ejemplares), además de actividades de promoción», comentan los productores de esta «empresa».
– (Rosa Valdivia) Eso tiene que ver en cierta medida con la forma de trabajo de Zaguán. Durante todo el año funciona como un espacio abierto y dispuesto para quien necesite realizar alguna actividad ligada tanto al arte como a la literatura. El ciclo de lecturas funcionó de la misma manera, como un espacio abierto para compartir, conversar y conocer a escritores y escritoras de diversas tendencias y estilos (70% poesía y 30% narrativa). Como los libros son en el fondo un registro de las lecturas, pensamos que lo mejor era tenerlos a todos, con la intención también de transmitir el ambiente que se generaba cada jueves.
– Existe la idea de hacerlo, producto de una quinta temporada de lecturas (primer semestre de este año). Esto con la intención de sumar a autores regionales que consideramos importantes y que por diversos motivos no fueron parte del proyecto hasta ahora.
– Estos libros son como una instantánea de lo que sucede en Concepción. Se produce más poesía que narrativa, sin embargo, se está equilibrando. Lo importante es que hoy hay un renacer del trabajo literario regional y una buena producción. Con el surgimiento de micro editoriales y revistas, una buena circulación.
– A nuestro juicio, existe una dispersión de un modo de hacer narrativa y/o poética propio de los tiempos que corren en las estéticas de la Literatura. Y esto no es diferente al panorama de la Región. Conversamos este asunto con algunos escritores y muchas veces compartíamos que ya no hay un modo particular, que diga esto es literatura Penquista aparte de elementos territoriales.